martes, 7 de diciembre de 2004

JULIO CERÓN NÚMERO DOS

DELICADEZA DEL QUE SIENTE VENIR LA MUERTE PARA CON SUS DEUDOS
Evítales los gastos y trámites funerarios: reencárnate cuando veas que ya sólo te quedan unos días de vida, incinérate tú mismo con gasolina en el patio si eres de los que aborrecen su propia calavera y huesos húmeros.

No hay comentarios: