martes, 28 de diciembre de 2004

MUERTE EN EL OLVIDO, de Ángel González

Yo sé que existo
porque tú me imaginas.
Soy alto porque tú me crees
alto, y limpio porque tú me miras
con buenos ojos,
con mirada limpia.
Tu pensamiento me hace
inteligente, y en tu sencilla
ternura, yo soy también sencillo
y bondadoso.
Pero si tú me olvidas
quedaré muerto sin que nadie
lo sepa. Verán viva
mi carne, pero será otro hombre
-oscuro, torpe, malo- el que la habita.

2 comentarios:

El pez dijo...

en navidad, escaso pero potente

angel dijo...

Leí hace años este poema de Ángel González y recientemente lo reencontré en una antología publicada por Tusquets. Junto con La luz a ti debida me conmueve cada vez que lo leo....