domingo, 8 de mayo de 2005

Charlie

Sólo quedaba una oportunidad, sólo aquello podía hacer.Sintió el aire frío en la nuca y el agua helada cayendo por su cuello, resbalando desde el pelo. Tenía que hacerlo. La vida era una continua determinación. Una elección. Una selección de posibilidades. Un sí. Un no. Pero ahora no había más opciones. Se agachó...y se abrochó el zapato.

Encontrado en http://www.auladeletras.net/index.html.

No hay comentarios: