jueves, 5 de mayo de 2005


MUÑECO, de Ana (cuando tenía cuatro años)

3 comentarios:

El pez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
El pez dijo...

Felicidades Nicho: llevamos una dura vida de holganza, renovando los diarios personales y aprendiendo código html. Hay que ser niño de nuevo, niño muñeco de grandes orejas y manos de trapo, niño como sólo los niños pueden imaginar a un adulto, muñeco de sal que se diluye en la red/mar como en el cuento hindú, lograr el definitivo grado de la evolución de esta especie, prescindir de este cuerpo torero y vivir para siempre en una máquina, en una maraña de máquinas interconectadas, para que una mañana, al depuntar el bit, amanezcas gritando "no me toques más el router".

Nicho dijo...

Este comentario hay que guardarlo para que lo lea Ana.