martes, 17 de mayo de 2005

Profecía

mis manos huelen a humo del pasado

No hay comentarios: