miércoles, 18 de mayo de 2005

Un haiku de Borges

La vieja mano
sigue trazando versos
para el olvido

1 comentario:

El pez dijo...

Nos tenemos que meter con los Haiku. Reconozco que últimamente me tienen fascinado.