viernes, 22 de julio de 2005

BARDAMU

Estoy leyendo Viaje al fin de la noche (más, y más), de Céline, llevo pocas páginas. Por eso me he llevado un susto de muerte esta mañana, cuando veo un comentario de Bardamu al cuento EL SUEÑO DE CHUANG TZU. Acelerado, cardiaco, he pinchado el enlace. Y ha aparecido el DOKE LIBERTARIO, que me he puesto a ojear como un loco. Me he ido calmando poco a poco. Bardamu, no Ferdinand, sino Luis Felipe, tiene una página literaria de gran calidad que nos enseña y nos deleita. Gracias por aparecer, por revelarte.
Me he calmado, pero no del todo. La mariposa y Bradbury me han estado persiguiendo durante un buen rato.

Acabo con unos versos de un heterónimo:

recuerda aquellas mariposas elásticamente lentas
volando en tus pesadillas blancas
el silencio telaráñico del aire solo
poblado por vastedades de luces y lejanías
de celebraciones amortiguadas

3 comentarios:

El pez dijo...

Genial el relato del trueno y la mariposa

Cuidadín con lo que pisas...

Bardamu dijo...

Hace bien en inquietarse. Leer a Celine no es para personas de calma chicha. Yo vengo leyendo hace añares el Viaje al fin de la Noche, una y otra vez, y otra. Un poco de obsesión, claro (y de ahi, un Bardamu a otro).
Muy buenos sus links al cuento de Bradbury y a la nota y reportaje a Moledo. Lo de los universos paralelos me trajo al recuerdo una despilante novela de Fredic Brown, llamada Universo de Locos.
Bueno, gracias por su visita. No seguimos leyendo.
Cuidese de pisar una mariposa, pero sobre todo, y ya que estamos con Celine, cuidese "de los hombres, y de ellos sólo, es de quien hay que tener miedo, siempre"...
Saludos

Bardamu dijo...

Un lapsus: dije "no" seguimos leyendo, cuando quise decir "NOS"... que de algo de eso se trata todo esto, al cabo.
Saludos otra vez