jueves, 14 de julio de 2005

EL VASO, de Roger Wolfe

Siéntate
a la mesa.
Bebe un vaso
de agua. Saborea
cada trago.
Y piensa
en todo el tiempo
que has perdido.
El que estás perdiendo.
El tiempo
que te queda por perder.

2 comentarios:

El pez dijo...

En julio y agosto, cierto es que no hay nada como un buen vaso de agua y perder el tiempo.

Juan Carlos Márquez dijo...

Me apunto a lo del vaso, Nicho, pero en vez de agua que sea de buen vino.