miércoles, 21 de septiembre de 2005

LÁMPARAS AGOTADAS, de Raymond Queneau

Lámparas agotadas / enfermedades pintadas sobre un abanico / las uñas se adhieren a los frascos vacíos / pintura de navíos cubiertos de conchillas / lámparas agotadas / la luz se calla / en el escenario desierto y mudo de un teatro estupefacto / un pájaro tiembla de fiebre / y sus plumas caen como los dientes de un árbol / búhos acostados en lechos de delirio / ya no hay fósforos ni azufre / ni petróleo ni carbón / la nieve al derretirse da un agua negra / lámparas frías lámparas agotadas / avenidas definitivamente secretas / lámparas agotadas

2 comentarios:

El pez dijo...

fantástico el artículo también.

De verdad, no sé que vas a hacer cuando empieces de nuevo a currar.

Vicente Huidobro dijo...

Como no he sabido que escribir dejo a otro que sí sabe hacerlo: Vicente Huidobro , uno de mis poetas preferidos. Ahí va



Ella

Ella
llevaba una camisa ardiente
Ella
tenía ojos de adormecedora de mares
Ella había escondido un sueño
en un armario oscuro
Ella había encontrado un muerto
en medio de su cabeza

Cuando
Ella llegaba
dejaba una parte más hermosa
muy lejos
Cuando ella se iba
algo se formaba en el horizonte
para esperarla.