martes, 6 de septiembre de 2005

TODO NOS PARECE UNA MIERDA (pdf)

NUESTROS POETAS

Qué malos son, qué malos son.
Qué malos son nuestros poetas.
Sólo hay que leer las cartas
Que Guillén mandó a Salinas
O escuchar a Gil de Biedma
Leído por Carod-Rovira
Para verlo.
Qué malos son...
Sólo hay que mirar las fotos,
Están en las hemerotecas.
Dámaso Alonso en El Pardo
Y Luis Cernuda en Acapulco.
Los que se hicieron ricos,
Los que murieron pobres,
Enfermos, en el exilio,
Leopoldo y sus tres hijos,
Todos ellos.
Qué malos son...
Preguntadle a la viuda de Alberti.
Si pudiera hablar Zenobia.
Si estuviera vivo el bendito
Padre de Jorge Manrique.
Si lo supiésemos todo sobre algunos,
Tanta metáfora y tan poca vergüenza
Todos ellos.
Qué malos son...
Quevedo el putero y Góngora el lameculos,
Garcilaso el usurero y Rosalía la ludópata,
El maricón de Lorca y Bécquer, que era
Un poco mariquita también,
Ferrater el desgraciado,
Gimferrer el pervertido,
Los hermanos Machado,
El drogadicto y el maltratador,
San Juan de la Cruz
Y Santa Teresa de Jesús...
Qué malos son...

Ver en Astrud

3 comentarios:

El pez dijo...

¡qué boquita la de este hombre!

Juan Carlos Márquez dijo...

Astrud, son un dúo, una noche les oí cantar esta misma canción en el programa literario de Javier Rioyo, en la 2. Se agradece que el pop se ocupe alguna vez de otra cosa que no sean pestiños amorosos...

angel dijo...

Cáustica, tanto como para que la garganta se queme al tararearla..