viernes, 7 de octubre de 2005

ADDENDA

Llamaba "nicho" el gran Julio Cerón a su recuadrito diario en el diario ABC. Hermético, por comodidad, o porque muchas veces no se tiene nada que decir pero la urgencia de escribir aprieta, por comer mayormente, por desahogarse del malestar que le producen a uno sus heterónimos, o los demás (recordemos: el infierno son los otros -o uno mismo-, los originales son los otros, esa telaraña del yo soy yo y mi circunstancia), por hacer el ridículo, por nada, por epatar, el hermetismo siempre es una salida.
Un ejemplo de esos sueltos (recuadros/nichos, aquí se han puesto ya algunos), de un día cualquiera de los años 90, puede ser éste:
CUANDO UNA NACIÓN ENTERA, Y HASTA SUS LEGISLADORES, DICE "DE ACUERDO CON" (LOS MÁS BESTIAS "A") POR "SEGÚN" Y DICE "ACCEDER AL TREN" POR "SUBIR AL TREN" MUCHO ES DE TEMER QUE SU DEGENERACIÓN PRESENTE SEA IRREVERSIBLE
Pero también hay grandes aciertos de vis cómica involuntaria, "planta de procesamiento de hierro" últimamente.
Lo de "desde" en sustitución de "con" (y, en breve, de cualquier otra preposición) es de otro orden. Tontunita que denota mimo y ganas de ser querido, pasará como pasó "ordubre".
Julio CERÓN

4 comentarios:

El pez dijo...

Me gusta esa forma de tomar las palabras y recolocarlas como si de un cubilete de dados hubieran salido. Un fenómeno paranormal es Julio Cerón, sí señor.

Rain dijo...

Y es la empatía de la palabra gris con la palabra pespunteada y así sucesivamente...

Rain dijo...

Nicho,por favor, escríbeme a puertoasterix@gmail.com

sábado 15 octubre. En Lima: 8.27 a.m,

:)

Rain dijo...

No, 9.28 a.m.

:)