viernes, 30 de septiembre de 2005

jueves, 29 de septiembre de 2005

martes, 27 de septiembre de 2005

Epostracismo

De la página Juegos de ingenio.
Añadido: En el tomo 20 de la Enciclopedia Espasa aparece lo siguiente (según se puede leer en el enlace del título):
EPOSTRACISMO (Etim. - Del gr. epostrakismos, deriv. de epostrakizeim, arrojar la concha á la superficie del agua, de epí, sobre, y óstrakon, concha.) m. Dep. ant. Juego ó deporte de la edad clásica, que consistía en lanzar una concha, un palo ó una piedra, haciéndole resbalar y rebotar sobre la superficie del agua en un lago ó estanque. Se le declaraba vencedor, según los escritores griegos y latinos que describen este juego, á aquel que lanzaba el proyectil más lejos el mayor número de veces.
Piedras saltarinas: skipping stones.
Destaco, de la investigación de Juegos de ingenio, esta frase: "José García Verdugo comenta: «Cuando yo era pequeño, decía “hacer la rana” cuando íbamos a jugar a la orilla del Tormes en La Aldehuela (Salamanca, España)".

lunes, 26 de septiembre de 2005

viernes, 23 de septiembre de 2005

Les deseo que pasen un excelente fin de semana

SILENCIO EXTENSO

"En Inglaterra los desconocidos no suelen hablarse, ni siquiera en los trenes ni durante las largas esperas, y el silencio nocturno de la estación de Didcot es uno de los más extensos que yo he conocido. El silencio es tanto más extenso cuando está quebrado por voces o ruidos aislados o sin continuidad, como el chirrido de un vagón que de pronto se desplaza enigmáticamente unos pocos metros y se detiene, o el ininteligible grito de un mozo al que el frío despierta de su breve sesteo para ahorrarle un mal sueño, o el golpe seco y distante de unas cajas que unas manos invisibles deciden gratuitamente trasladar de sitio cuando nada urge y es todo aplazable, o el sonido metálico de un bote de cerveza que es estrujado y arrojado a una papelera, o el vuelo modesto de una hoja suelta de periódico, o mis propios pasos que entretienen la espera acercándose inútilmente al borde de la plataforma, como se llama a los andenes en Inglaterra".
Tomado de la novela TODAS LAS ALMAS, de Javier Marías.

jueves, 22 de septiembre de 2005

El abecedario de la gravedad y La esfera de las relaciones

La esfera de las relaciones ya se puso aquí, pero merece la pena volver a disfrutar de esta maravilla. Y otra es El abecedario de la gravedad.
Que ustedes las disfruten, gracias.

EL NIÑO CRONOFÓBICO

"Conozco, sin embargo, a un niño cronofóbico que experimentó algo muy parecido al pánico cuando vio por primera vez unas películas familiares rodadas unas pocas semanas antes de su nacimiento. Contempló un mundo prácticamente inalterado -la misma casa, la misma gente-, pero comprendió que él no existía allí, y que nadie lloraba su ausencia. Tuvo una fugaz visión de su madre saludando con la mano desde una ventana de arriba, y aquel ademán nuevo le perturbó, como si fuese una misteriosa despedida. Pero lo que más le asustó fue la imagen de un cochecito nuevo, plantado en pleno porche, y con el mismo aire de respetabilidad y entrometimiento que un ataúd; hasta el cochecito estaba vacío, como si, en el curso inverso de los acontecimientos, sus mismísimos huesos se hubieran desintegrado".
Vladimir Nabokov, en HABLA, MEMORIA.

miércoles, 21 de septiembre de 2005

LÁMPARAS AGOTADAS, de Raymond Queneau

Lámparas agotadas / enfermedades pintadas sobre un abanico / las uñas se adhieren a los frascos vacíos / pintura de navíos cubiertos de conchillas / lámparas agotadas / la luz se calla / en el escenario desierto y mudo de un teatro estupefacto / un pájaro tiembla de fiebre / y sus plumas caen como los dientes de un árbol / búhos acostados en lechos de delirio / ya no hay fósforos ni azufre / ni petróleo ni carbón / la nieve al derretirse da un agua negra / lámparas frías lámparas agotadas / avenidas definitivamente secretas / lámparas agotadas

lunes, 19 de septiembre de 2005

EL CANON

Entrevista al aguafiestas con motivo de su libro GENIUS, que aparece en español. Verbigracia:
PREGUNTA. Usted habla de genio y rastrea el concepto hasta la antigüedad, pero parece que está más cerca de la idea romántica de que la inspiración es superior al aprendizaje. Los genios ¿nacen o se hacen?
RESPUESTA. Probablemente estoy más cercano a la idea de que nacen. La semana pasada estaba enseñando en clase una de las obras tempranas de Shakespeare, la Comedia de los errores, y al final de la comedia, cuando el duque de Éfeso tiene delante a las dos parejas de hermanos gemelos, a Antífolo de Siracusa y a Antífolo de Éfeso, y también a los dos Dromios, dice: "Uno de estos hombres es el Genio del otro. Ahora bien, ¿cuál es la carne y cuál el espíritu? ¿Quién los discernirá?". Sospecho que es así. No es fácil distinguir el genio.
------------------------
... "Viendo este panorama, ya no en su tierra sino por todas partes, Bloom se ha refugiado en el clamor del aguafiestas, cargado en este libro, Genius -que, por cierto, es voz singular en lengua inglesa, por lo que no acaba de entenderse que la edición española se llame Genios-, de más razón que nunca: no merece la pena perder el tiempo promocionando y hablando de esos escritores cuyos libros se convertirán en polvo con la misma rapidez que sus despojos; es mejor recordar a la sociedad lectora (que, al fin y al cabo, siendo ya tan escasa, vuelve a ser muy exigente) que Cervantes y Shakespeare, Kafka y Marcel Proust, Melville y las Brönte, Freud y Thomas Mann, Homero y Carpentier, Flaubert y Borges, Balzac y Dickens, Virginia Woolf y Joyce, y algunos más, poseen un valor seguro y son portadores de una lección que perdurará más allá del último lector del mundo provisto de inteligencia y de decoro."
Jordi Llovet es catedrático de Teoría de la Literatura de la Universidad de Barcelona.

BLANCOR

(Greguería visual o , mejor dicho, carnal de JAN SAUDEK).

jueves, 15 de septiembre de 2005

14 de septiembre de 2005

Hace tiempo que no visito a José Antonio Millán. Entro sin llamar, curioseo. Me llaman la atención las preguntas: "¿Experimenta una sensación de vacío cuando acaba la lectura del Quijote? ¿No le basta con lo que escribió Cervantes?". Pincho. Leo. Pincho. Miro por encima. Vuelvo y sigo leyendo. Pincho. Me enredo y enredo y enredo. Regreso y pincho. Releo.
"Como todos los hombres de la Biblioteca, he viajado en mi juventud; he peregrinado en busca de un libro, acaso del catálogo de catálogos; ahora que mis ojos casi no pueden descifrar lo que escribo, me preparo a morir a unas pocas leguas del hexágono en que nací. Muerto, no faltarán manos piadosas que me tiren por la baranda; mi sepultura será el aire insondable; mi cuerpo se hundirá largamente y se corromperá y disolverá en el viento engendrado por la caída, que es infinita."
Y todo ello amenizado con esta musiquilla.

miércoles, 14 de septiembre de 2005

martes, 13 de septiembre de 2005

uummm

yo
yoga
yogaa
yoogaaa
yooogaaaa
yoooogaaaaa
yooooogaaaaaa
yoooogaaaaa
yooogaaaa
yoogaaa
yogaa
yoga
yo

XXXIII, SOBRE HÉROES Y TUMBAS, de Ernesto Sábato

En el Doke Libertario hemos estado enredados con Ernesto Sábato, fijándonos en su personalidad social y política. Había consenso sobre su calidad literaria. Por eso, un párrafo suyo no vendría nada mal. Ahí va:
Tropezando en aquella penumbra busqué una salida cualquiera. Abrí una puerta y me encontré en otra habitación más oscura que la anterior, donde nuevamente me llevé por delante, en mi desesperación, mesas y sillas. Tanteando en las paredes, busqué otra puerta, la abrí y una nueva oscuridad, pero más intensa que la anterior, me recibió.
Recuerdo que en medio de mi caos pensé: "estoy perdido". Y como si hubiese gastado el resto de mis energías me dejé caer, sin esperanzas: seguramente estaba atrapado en una laberíntica construcción de donde jamás saldría. Así habré permanecido algunos minutos, jadeando y sudando. "No debo perder mi lucidez", pensé. Traté de aclarar mis ideas y recién entonces recordé que llevaba un encendedor. Lo encendí y verifiqué que aquel cuarto estaba vacío y que tenía otra puerta, fui hasta ella y la abrí: daba a un pasillo cuyo fin no se alcanzaba a distinguir. Pero ¿qué podía hacer sino lanzarme por aquella única posibilidad que me quedaba? Además, un poco de reflexión me bastó para comprender que mi idea anterior de estar perdido en un laberinto tenía que ser errónea, ya que la Secta en cualquier caso no me condenaría a una muerte tan confortable.
Fui avanzando, pues, por el pasadizo. Con ansiedad, pero con lentitud, pues la luz de mi encendedor era precaria y por lo demás sólo la usaba de tanto en tanto, para no agotar el combustible prematuramente.
Al cabo de unos treinta pasos, el pasadizo desembocaba en una escalera descendente, parecida a la que me había conducido del departamento inicial al sótano, es decir, entubada. Seguramente pasaba a través de los departamentos o casas hacia los sótanos y subterráneos de Buenos Aires. Después de unos diez metros, la escalera dejaba de estar entubada y pasaba por grandes espacios abiertos pero completamente a oscuras, que podían ser sótanos o depósitos, aunque a la débil luz de mi encendedor me era imposible ver muy lejos.

domingo, 11 de septiembre de 2005

MY PREMATURE GRAVE, de Pierre Molinier

Próxima. Pertinente. Perfecta.
Pero Pequeña
Para Portar,
Particular Personaje
Poliforme
Plurisexual

por pierre
para pierre

(Por La Exhibición Perturbada)

LO-LEE-TA CUMPLE 50 AÑOS

"Lolita, ligth of my life, fire of my loins. My sin, my soul. Lo-lee-ta: the tip of de tongue taking a trip of three steps down the palate to tap, at three, on the teeth. Lo.Lee.Ta".

"Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos paladar abajo hasta apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo.Li.Ta". (Traducción de Enrique Tejedor).

jueves, 8 de septiembre de 2005

... Y SIN QUIÉN LO APAPACHARA TANTITO

Creo que a propósito de unos versos infantiles de Leopoldo María Panero, puestos en una entrada de Doke Libertario, este comentario he encontrado:
Raquel Olvera dijo...
Ay, qué pena, y sin quién lo apapachara tantito. Esas cosas sí me dan pena.
Muchos queremos que nos apapachen tantito, para que no nos pasen esas cosas tan horrorosas.
La página de Raquel Olvera, de calidad. Habrá que visitarla y enlazarla.

Palabras, contextos y realidad

Cerveza casera

El otro día pudimos leer un soneto en elogio de la cerveza. Amplío un poco el tema, desde un punto de vista más técnico.
Si a usted le gusta mucho (a mí sí), puede intentar elaborarla en su casita, tan ricamente (si pincha en el título podrá aprender cómo hacerla). Luego se fríe unas almendras (con aceite de oliva, a fuego lento), cuando estén doraditas las pone en papel secante, las nieva de sal, y una vez se hayan enfriado, hala, a tomarse el aperitivo. Entonces estará en condiciones de hacer suyo el soneto.
Que usted lo disfrute.

FOTOS DE LA ARGENTINA, en el Ángel Caído

miércoles, 7 de septiembre de 2005

martes, 6 de septiembre de 2005

TODO NOS PARECE UNA MIERDA (pdf)

NUESTROS POETAS

Qué malos son, qué malos son.
Qué malos son nuestros poetas.
Sólo hay que leer las cartas
Que Guillén mandó a Salinas
O escuchar a Gil de Biedma
Leído por Carod-Rovira
Para verlo.
Qué malos son...
Sólo hay que mirar las fotos,
Están en las hemerotecas.
Dámaso Alonso en El Pardo
Y Luis Cernuda en Acapulco.
Los que se hicieron ricos,
Los que murieron pobres,
Enfermos, en el exilio,
Leopoldo y sus tres hijos,
Todos ellos.
Qué malos son...
Preguntadle a la viuda de Alberti.
Si pudiera hablar Zenobia.
Si estuviera vivo el bendito
Padre de Jorge Manrique.
Si lo supiésemos todo sobre algunos,
Tanta metáfora y tan poca vergüenza
Todos ellos.
Qué malos son...
Quevedo el putero y Góngora el lameculos,
Garcilaso el usurero y Rosalía la ludópata,
El maricón de Lorca y Bécquer, que era
Un poco mariquita también,
Ferrater el desgraciado,
Gimferrer el pervertido,
Los hermanos Machado,
El drogadicto y el maltratador,
San Juan de la Cruz
Y Santa Teresa de Jesús...
Qué malos son...

Ver en Astrud

YO SOY SÓLO ENTRE COLILLAS, de L.M. Panero

Yo soy sólo entre colillas, soy la ceniza del poema en el que no creo, soy la ceniza del verso y del poema, soy el que vive sin tener ya sentido, 'celui qui vivrá n'ayant aucun sens', como dice una profecía de Nostradamus, un labio: soy la ceniza del quise ser apagado como una colilla sobre el cenicero, como dije en una entrevista que concedieran al hombre que ya no es Leopoldo María Panero.

Y es así como firmo mis artículos, pero ya no creo en mí, como si debiera detestarme y ser sólo luz, la luz que nunca sufre, como decía Pedro Salinas. Y tanta cita para enmascarar un hombre que ya no es, que firma artículos con mi saliva, que se devana en el verso muerto, que ya no quiere ser otra vez, como con Francisco, el chulo del señorito, cuya carne comí el otro día; porque eras suave como el peligro, como el peligro de vivir de nuevo.

Ni una suave emoción aflora en mi rostro, y mis gestos son matemáticos, me comporto como una máquina, como un hombre sin rostro, lamido suavemente por la luna del espejo, por el hombre que es probable que exista, probabilidad de Luis Rosales, probabilidad de los muertos, luna del espejo.

Y así pasan los días engañando a la nada, engañando al hombre que no existe, y que camina sin piedad sobre la página, mientras arde el mar, y la niebla oculta mi sufrir, poemas del ingeniero, ceniza del sapo, bronce del cadáver.

Luna rota en el cenicero, mi único ser, mi único espejo, verso rimando el horror de la vida. Un paquete de Camel frente al espejo, mi rostro en un paquete de Camel, oh Vulcano, oh Juliano el Apóstata (I), oh nada del ser que al ser invita, oh Gorgias el sofista, que olvidó el grito de las gaviotas, oh ángel carroñero, espejo único del cadáver, del cadáver sonrosado del idiota. Oh castillo del ser, cadáver que se inclina para mirarme, bajo el ser de la nada, bajo el gusano apolíneo, bajo el rostro del Anticristo: éstas son las últimas palabras de Dutch Shoultz.

Tengo miedo de mí mismo, soy algo parecido a un verso de mi padre, ah terror del poema, terror del instante en que ya nada queda por escribir, y una mano sale de la tumba, señalando el camino, señalando el camino a nadie, ah boca del poema, humedad del verso, señor de la nada y de las formas, señor tenebroso del dolor.

lunes, 5 de septiembre de 2005

Juan Iturralde

Pseudónimo del abogado del Estado nacido en Salamanca José María Pérez-Prat.
Por lo visto (la ignorancia muchas veces puede dar grandes satisfacciones. El placer de descubrir algo excelente nunca lo tienen los que lo saben todo desde pequeñitos), escribió una de las mejores novelas españolas del siglo XX: DÍAS DE LLAMAS.
(Me voy ahora mismo a ver si la compro).

ELOGIO DE LA CERVEZA, de Rafael Rubio

Remando por un río de cerveza
las ansias sumergir bajo la espuma
como quien en corriente va y se suma
soñando por el flujo la cabeza.

Cogido, en el naufragio, de la mesa
contra el oleaje ronco de la espuma
sentir el cuerpo entero vuelto pluma
y dentro, el corazón, casi pavesa.

Y así volar soñando por las nubes
por cielo, viento y luna y por estrellas
por canto florecido va y se sube.

Así como meciéndose entre ellas
la tierra mueve verde la cintura
y así nos vamos potros por espuelas.

DESTACO TAMBIÉN ESTE OTRO:

YO ME TODO

Yo me lluevo, yo me trueno, yo relámpago, me tremo,
yo me cielo, yo me ocaso, me palomo, me carajo
yo me sueño, yo me lágrima, me abuelo, me cascajo
yo me briso por la fronda de los árboles, me rabia
yo me tronco, subo y rama por la risa, me hago savia.
Me ventano, me relincho
me hago puerta
nunca abierta
yo me huerta, Sara vieja
tierra muerta, vida añeja.

viernes, 2 de septiembre de 2005

EL GRITO

Rimas y diretes: cada vez que se me ocurre algo que podría ser una cita, con el tiempo, acabo descubriendo que ya era una cita desde hacía mucho tiempo.

Hay más autores que lectores, eso ya lo dijo alguien.

Hilando palabras.

Sosiego.

El buscador.