miércoles, 18 de enero de 2006

CAPILLA ALDEANA, de Vicente Huidobro

7 comentarios:

archiputti y su puto de vista dijo...

Gracias Nicho. Si poco gusto de Neruda es porque primero me enamoré de Huidobro. Asumí entonces, esa rivalidad ficticia o no tan ficticia entre ambos como propia.

Huidobro y sus espejos, su disconformidad, su dejo de mitomanía, sus manifiestos, la rica sustancia. El creacionismo:

"Los señores clásicos, ellos sí tenían facultadad para crear pero ahora esa facultad nom existe, en vista de lo cuual imitenlos ustedes a ellos, sean apenas espejos que devuelven la figura, sean reflectores, hagan de fonógrafos y no creen nada... Muy dignos de respeto y admiración serán los señores clásicos, pero no por eso debemos imitarlos. Elk poema debe ser una realidad en sí, no una copia de una realidad exterior..."

¡Por qué cantais a la rosa!
¡Hacedla florecer !

p.s aunque la posibilidad de ser infiel -Neruda- la vamos a reformular.
Acá Chile muchos mencionan a Neruda pero su acercamiento se reduce a un grotesco chiste al referirse a las mujer usando su poema XV, de ahí no pasan:

" Me gustas cuando callas porque estás como ausente"

Aura dijo...

Que hermosa esta mística religiosa que transporta a la Arcadia, tiene una curiosa mezcla de religiosidad y paganismo.
Un saludo.

Nicho dijo...

Archiputti, esa especie de rivalidad es posible que sea ficticia. Recuerda esa "Defensa de Vicente Huidobro", publicada por Sachka/Neruda en la revista Claridad (1924). De todas formas, estoy muy de acuerdo con tu puto de vista.

Estupor dijo...

Es genial Nicho, ya sé por donde vas.

Rain dijo...

Todo es armonía en el poema en forma de capilla.

Graciefer dijo...

Parece que se metiera al fondo de la capilla
Y la luz de la gran lámpara con su brillo mortecino
Pinta en la muralla blanca como una raya amarilla.
Las tablas viejas roncan, crujen, cuando entra el viento oliendo a rosas
Rezaga triste en un murmullo el eco santo del rosario
La obscuridad ya amalgamando y confundiendo así las cosas
Y vuela un "Angelus" lloroso con lentitud del campanario.


:)

- llegué acá buscando ese poema en google

Diario del Resentido dijo...

Que genio es huidobro, nunca dejare de admirarlo