lunes, 6 de febrero de 2006

Borges dijo: "No sabemos exactamente qué sucede en los sueños: no es imposible que durante los sueños estemos en el cielo, estemos en el infierno, quizá seamos alguien, alguien que es lo que Shakespeare llamó the thing I am, "la cosa que soy", quizá seamos nosotros, quizá seamos la Divinidad. Esto se olvida al despertar. Sólo podemos examinar de los sueños su memoria, su pobre memoria".
Solemos soñar en nuestra habitación. En nuestra habitación azul. Veamos lo que dice Umbral:
"La habitación era cuadrada, o rectangular, u oblonga, o quizás fuese oblongamente rectangular, oblongamente cuadrada, rectangularmente ovalada, elípticamente cuadrada, no sé, quién sabe. La habitación, quizás, era cada día de una forma. Cada tarde, cada noche, cuando la lluvia azul de sus paredes descendía como un lento desangramiento agradecido, como una humedad del tiempo más que del aire, como un llanto de las cenefas o una respiración de los espejos. La habitación tenía una atmósfera azul..."

al despertar
cuando vi la huella
de una elipse
en mi mano pensé
estoy salvado

4 comentarios:

Aura dijo...

El sueño es una habitación sin acceso, sin ventanas ni puerta, o un camino entre dos montañas que giran constantemente.
¿La vida es sueño?
Hay un inmenso placer en dejarse llevar.

Rain dijo...

Sueños. Habitaciones.

Por eso la habitación es uno/mismo/a.
Y el sueño es también uno, con la habitación dentro .

El pez dijo...

blue velvet

Pino dijo...

LAS HABITACIONES...LAS DURAS HABITACIONES DONDE RENEGAMOS DEL MUNDO...