miércoles, 22 de febrero de 2006

Liza Minnelli vende la casa de su padre con su madrastra dentro

EFE - Los Ángeles
ELPAIS.es - Gente - 21-02-2006


La cantante estadounidense Liza Minnelli ha vendido la casa que perteneció a su padre, Vicente Minnelli, por 3,5 millones de dólares (casi tres millones de euros), destaca en su sección inmobiliaria el diario Los Angeles Times. La venta de esta mansión incluye un peculiar detalle: la vivienda aún está habitada por Lee Minnelli, de 98 años, la madrastra de la artista y última esposa del realizador de Un americano en París (1951). En 2002, la nonagenaria inquilina presentó una demanda contra su hijastra en la que aseguraba que la ganadora del Oscar por Cabaret iba a violar las condiciones de la herencia si vendía la mansión, construida en 1925. Según la demanda, la más joven de los Minnelli heredó la casa con la condición de que permitiera a su madrastra vivir en ella hasta su muerte. Lee Minnelli acusaba también a su hijastra de hacerle la vida imposible cortándole la luz para que se fuera.
La demanda fue retirada meses más tarde y la única explicación de la longeva Minnelli fue que "no puedo demandar a Liza". Según Los Angeles Times, Lee Minnelli seguirá ocupando la casa y los nuevos dueños, de los que no se ha desvelado su identidad, esperarán para hacer sus reformas y entrar a vivir en la mansión.

5 comentarios:

Toto, tengo la sensación de que ya no estamos en Kansas dijo...

"3,5 millones de dólares". Con la madrastra de "Liza" incluida , pago 3,5,7 minellis.

De haberse tratado de la pequeña Dorothy de "El MAGO DE OZ", la oferta sube a 10.1 Minellis.

Si en cambio, fuese Michael Jackson encarnarndo al espantapajaros, la mansión definitivamente no tendría precio.

Rain dijo...

Inefable...

Y es que estos sucesos son puro cine. Drama negro...

a san job:patrono de lentejas y almejas dijo...

¿En que buzon deposito las plegarias para San Job?

ya no me fío ni de mis propios bostezos, perdó. He querido decir, rezos

archiputti contemplativo

Aura dijo...

Bueno, es una forma sutil para deshacerse de ella. La pregunta es: ¿lo logrará?

El pez dijo...

qué cosas