viernes, 24 de febrero de 2006

TEORÍA SOBRE FONDO VERDE

El individuo educado en una atmósfera de negación de la vida y del sexo contrae angustia de placer (miedo a la excitación placentera), que se manifiesta fisiológicamente en espasmos musculares crónicos.
En el campo de la sicoterapia, el principio fundamental de la técnica es la restauración de la motilidad biosíquica por medio de la disolución de las rigideces (acorazamientos) del carácter - y de la musculatura.
La fórmula del orgasmo que dirige la investigación económico-sexual, es la siguiente: tensión mecánica -carga bioeléctrica- descarga bioeléctrica - relajación mecánica. Esta demostró ser la fórmula del funcionamiento vital en general.

7 comentarios:

un heterónimo que pasaba por aquí dijo...

¿Será posible, alguna vez, encontrar una mínima coherencia, el cabo de algún hilo del que tirar, en este nicho zigzagueante, que no llega ni siquiera a caótico?
El autor, soterrado, enterrado, o acOstado, simplemente tumbadO, recOstado, encerrado, ¿no será simplemente asustado?.
Ofrezca usted algO, cualquier cOsa, pero algO.

Saludos cOrdiales.

Verificación de la palabra: pupabnzo dijo...

La línea de compulsión es la línea de menor resistencia. Es más fácil exigir disciplina y reforzarla con la autoridad, que educar a los niños mediante una iniciación gozosa en el trabajo creativo y la conducta sexual natural.

Anónimo dijo...

Uno de los hábitos de la mente es la invención de imaginaciones horribles.
Ha inventado el Infierno, ha inventado la predestinación al Infierno, ha imaginado las ideas platónicas, la quimera, la esfinge, los anormales números transfinitos (donde la parte no es menos copiosa que el todo), las máscaras, los espejos, las óperas, la teratológica Trinidad: el Padre, el Hijo y el Espectro insoluble, articulados en un solo organismo...
J.L.Borges

Anónimo dijo...

"Así que en primer lugar yo pongo como una inclinación general de toda la humanidad un deseo perpetuo y sin reposo del poder tras el poder, que sólo cesa con la muerte".
Maquiavelo.

Anónimo dijo...

Soy un especialista de las obsesiones. Nadie las asimiló como yo. Sé muy bien qué puede hacer de nosotros una idea, hasta dónde nos puede llevar, cómo puede arrastrarnos y derrotarnos; conozco los peligros de la locura a las que nos puede empujar, la intolerancia y la idolatría que nos acechan a través de ella y el impudor sublime al cual nos somete... Sé también que la obsesión es el fondo de una pasión, la fuente que la nutre y mantiene, el secreto que la hace perdurar.
E.M. Ciorán.

Anónimo dijo...

Sólo del ratón y con el ratón ha nacido la mano. El hombre no tiene manos, sino que es la mano la que tiene íntimamente la esencia del hombre, porque el ratón, como ámbito esencial de la mano, es el fundamento esencial del hombre.

Rain dijo...

Un deleite inefable.