martes, 14 de marzo de 2006

EL MAPA BORGEANO

...En aquel Imperio, el Arte de la Cartografía logró tal Perfección que el mapa de una sola Provincia ocupaba toda una Ciudad, y el mapa del Imperio, toda una Provincia. Con el tiempo, esos Mapas Desmesurados no satisfacieron y los Colegios de Cartógrafos levantaron un Mapa del Imperio, que tenía el tamaño del Imperio y coincidía puntualmente con él. Menos adictas al estudio de la Cartografía, las Generaciones Siguientes entendieron que ese dilatado Mapa era Inútil y no sin Impiedad lo entregaron a las Inclemencias del Sol y de los Inviernos. En los desiertos del Oeste perduran despedazadas Ruinas del Mapa, habitadas por Animales y por Mendigos; en todo el País no hay otra reliquia de las Disciplinas Geográficas.

2 comentarios:

Aura dijo...

Si me dedicara a hacer mapas obviaria las escalas y la verosmilitud y sólo representaría aquello digno de visitarse, aunque tuviera que violar para ello los domicilios de los hombres ilustres.

Rain dijo...

OH.


***


Lso mapas me dan vértigo.

Me arrancan de la adorable anarquía

y de pronto veo que son necesarios

un mapa imaginario

donde las coordenadas geográficas estén delimitadas de mabera tan extraña que ni yo misma pueda comprenderlas, hasta después de un exhaustivo aprendizaje de lo complejo, eso tan complejo que quiebra muchas voluntades...

Como ves, estoy alcinando.

Por la lectura que hice ayer a tu post...

Un gran salute.