martes, 4 de abril de 2006

EL HUÉSPED, de Amparo Dávila

Nunca olvidaré el día en que vino a vivir con nosotros. Mi marido lo trajo al regreso de un viaje. Llevábamos entonces cerca de tres años de matrimonio, teníamos dos niños y yo no era feliz. Representaba para mi marido algo así como un mueble, que se acostumbra uno a ver en determinado sitio, pero que no causa la menor impresión. Vivíamos en un pueblo pequeño, incomunicado y distante de la ciudad. Un pueblo casi muerto o a punto de desaparecer. No pude reprimir un grito de horror, cuando lo vi por primera vez. Era lúgubre, siniestro. Con grandes ojos amarillentos, casi redondos y sin parpadeo, que parecían penetrar a través de las cosas y de las personas. Mi vida desdichada se convirtió en un infierno. La misma noche de su llegada supliqué a mi marido que no me condenara a la tortura de su compañía. No podía resistirlo; me inspiraba desconfianza y horror. “Es completamente inofensivo” —dijo mi marido mirándome con marcada indiferencia. “Te acostumbrarás a su compañía y, si no lo consigues…“ No hubo manera de convencerlo de que se lo llevara. Se quedó en nuestra casa.

4 comentarios:

Aura dijo...

Que siniestro, parece una de las "historias para no dormir" de Chicho. Y el hecho de que en ningún momento diga qué es lo hace aún más inquietante...

Me ha parecido un demonio interior en todo caso.

Un saludo, Nicho.

huesped de alas retorcidas dijo...

Horrible, ser un monstruo o bien un mueble, es lo mismo. Estos enormes ojos amarillentos no se cerrarán hasta que usted conteste ¿ cómo me ha reconocido gran Nicho si aún no llego a Madrid?

inquietante/inquietud/ínquieta
un parpadeo de alas revueltas

nichodata:
1.1 ana/soberanase... se extrañan sus deditos de estrellas que dibujan el almas bella y no bella.

1.2 Domingo nipón, en paz y pez, para atenuar la hipoxia lo mejor es comer.

1.3 Dr Nysten oredena ocultar cualquier bolsa o articulo se le parezca y evitar re-caidas reencamadas...

1.4. la muchacha de la MGM y su biografía-no autorizada- (ectasy.extasis -esta sí) lectura conva y le /siente resutó una geek, prodigio inventor . Además de adjudicarse esta cita excitable:

"todas las mujeres pueden ser glamourosas , solo basta que se queden quietas

1.4 otra cita excitable :

"por la boca mueren el pez y oscar so wilde también.

F. Pezón.

cenando en madrid
vaquerito porno/freak

JON MIKEL ALTUNA dijo...

Dios mío, así, sin seguir leyendo, podría pensar que habla de un perro ¡o de una suegra! joder, qué inquietante.

Rain dijo...

Para recordar siempre este relato, con sus personajes sufrientes, el ser espeluznante y la venganza.

Temor, densidad y luego, la acción.