miércoles, 26 de abril de 2006

Lírica bratziana

Una premonición telepática que parecía antipática me arrojó un anónimo durante la noche serena. Ahogo de vacío, ahogo de nada, parecía, pero ahogo de éxtasis fue.

abril abrilea malherido
ave suspirante por los suburbios
del viento arracimado de luz
buscando su azul acérrimo


(Esperemos que las Bratz, cuando se hagan mayores, se peinen adecuadamente, y no como ésta, con la que casi me ahogo de serenidad esta noche, durante la duermevela en la noche extasiada -r.e.m. la llaman algunos)



chica asfixiada de pelos

despelujada de lujuria

en llama de araña

minuciosa de enredos

ramaje del tiempo

violín extasiado de desorden

incendio agónico

de todas las tardes

2 comentarios:

Mirada dijo...

Cada día me gustas más, genial. Besos

El pez dijo...

no tengo tiempo