domingo, 18 de junio de 2006

14 de junio de 1986, Ginebra, un efímero miércoles

"No estoy seguro de que yo exista, en realidad. Soy todos los autores que he leído, toda la gente que he conocido, todas las mujeres que he amado. Todas las ciudades que he visitado, todos mis antepasados (...)
Quizá me hubiera gustado ser mi padre, que escribió y tuvo la decencia de no publicar (...)
Nada, nada, amigo mío; lo que le he dicho: no estoy seguro de nada, no sé nada. Imagínese que ni siquiera sé la fecha de mi muerte (...)"

1 comentario:

Nicho dijo...

Y sobre el INFIERNO:
"Hay un arquetipo posible: Dios es tan generoso con el hombre, que le ha dado todo, hasta la posibilidad del Infierno. Pero quién sabe si estos regalos convienen, ¿no?"