sábado, 30 de septiembre de 2006

Buenas vibraciones

1 comentario:

Rain dijo...

Vaya post sobre un aparatillo tan eficaz, por lo visto.
No sé, es como un artilugio instrumental, que veo comno algo sintomático de una tristeza sin más remedio que un objeto..., es decir que la manipulación compulsiva de un objeto, que al fin y al cabo, pese a toda la imaginería, es un objeto. Bueno, diferente a la mano, que tiene pulsación humana :)

lo pensaré.