martes, 10 de octubre de 2006

¿Qué se propone uno con la filosofía? Enseñar a la mosca a escapar del frasco.
Ludwig Wittgenstein
Investigaciones filosóficas

La mosca que zumba en este momento a mi alrededor, si se duerme por la noche para recomenzar después su zumbido; o si muere esta noche, y en la primavera otra mosca, salida de algún huevo de la primera, se pone a zumbar, todo es en sí la misma cosa.
A. Schopenhauer
El mundo como voluntad y respresentación

… y también por las moscas, que estaban ejecutando en mi presencia, y en su reducido concierto, una música, que era como la música de cámara del estío.
Marcel Proust

Niño, espanta las moscas.
Cicerón
Oratoria

y una autocita/heterocita.


---- El relato de Juan Carlos Márquez, que parece que no aparece, aquí.

3 comentarios:

anag dijo...

lo de las moscas y proust, es una asociación que viene a confirmarse gracias a su blog.Siempre he pensado en zumbidos hablando del tiempo perdido.
Lo de la nostalgia de la utopía me ha hecho mucha gracia, señor Steinernómano.

Estupor dijo...

Cuánto talento, señor Nicho, da gusto visitar y revisitar su blog. Me hace sentir como una mosca revoloteando alrededor de la bombilla.
***
Mi amiga Patibán dice que yo me parezco físicamente a Wittgenstein. Qué lástima que sólo sea en el físico...y mira que el cabrón era feo.

Juan Carlos Márquez dijo...

Sigo por aquí, Nicho, pero cada vez estoy más limitado de tiempo y mis visitas se espacian más. Pero sigo por aquí, matando moscas con el rabo, sin hacer casi ruido.