miércoles, 20 de diciembre de 2006

A la busca de un final lírico (nueve)

Cuando te mueras es mejor que intentes subirte a una nube negra y no a la blanca. Porque si te vas a la blanca no podrás resucitar. Pero si te vas a la negra, a lo mejor puedes resucitar. A lo mejor, si resucitas, vuelves convertido en un bebé.
Si me hubiera dado tiempo, se lo habría dicho a mi abuelito.
Ana Bratz

5 comentarios:

oscar dijo...

Hoy nada de neologismos , malogismo, ni cosa que se le parezca.

Tu lirica bratziana siempre conmueve. Un placer irme a dormir, tras haberte leido desde el otro lado de la nube "mi querida Ana M",

M de misterio, de
maravilloso soplo de viento
que metamorfosea abuelitos,
que los trae de vuelta montados
sobre la nube del tiempo.



suyo,
sin cosuelo y desnichado

Rain dijo...

Ah, Nicho, si es la ternura como la tuya, con nube y bebé, en la lejanía te miro ...
y te miro.

JON MIKEL ALTUNA dijo...

Siempre lírico, no hace falta esforzarse. Delicioso.

Juan Carlos Márquez dijo...

Un consejo emocionante, Nicho.

Nicho dijo...

Ana Bratz me ha dicho que os dé las gracias.
Gracias, pues.