miércoles, 25 de abril de 2007

Los poetas que arreglan las averías de la alta tensión

3 comentarios:

anag dijo...

nicho que yo vivo por esos lares.A ver si te voy a reconocer cuando vea un hombre con aires de grandeza saliendo del metro.jajajajaja

Nicho dijo...

Lo mismo te digo, Ana, cuando vea a una mujer asombrada echándose las manos a la cabeza.

Aura dijo...

¿Y qué hago yo con mi aburrido trabajo de oficina?
Quiero conocer a ese señor... Y viajar en su alfombra mágica :)