jueves, 26 de abril de 2007

Miré mis ojos,
el cadáver del sueño
volaba solo.
-------------------
Con la escope-
ta asusté a la ra-
na, en la charca.
-------------------
Las balas eran
gotas de violencia, en
la transparencia.
--------------------
El cristal triste
el agua salpicó:
olvido, nicho.
---------------------
Ella era una poeta
y yo una alevosía.
---------------------

1 comentario:

Rain (v.m.t.) dijo...

El poema, el poeta, la balacera, la ciudad y los barcos...

Debe ser la lectura en secuencias con foto a color de barcos que parecen juguetes gigantes, lo que me hace imaginar al alevoso poeta

no sé, es un apunte de oráculo mental...