viernes, 15 de junio de 2007

Desvarío: hoy toca horquillas, tacones y lluvia. Aguja.

llovía sobre los hombros
solitarios de aquella muchacha
esbelta, llevaba tacones de lujo,
el agua caía con una lentitud
de aceite frío, sus manos
de aguja blanca jugaban
con una horquilla* rota,
llevaba gafas oscuras
de rumores, sus ojos quizás
llovían sobre sus solitarias
mejillas gritos fríos
de lujo roto

cercanía, lejanía,
quería estar cerca de tí
cosa mía, deyección,
y lejos,
añicos.
Terrible indistancia.

*La cabeza de Cicerón, y sus manos*,
acabaron expuestas en el Foro,
con las horquillas del pelo de Fulvia
Flaca Bambula clavadas en su lengua.
Fulvia fue la primera figura femenina
no mitológica que apareció representada
en una moneda romana.

*que mi mano fuera llamada a estar con tu mano para estar en sí misma, y así desposeída de su objetualidad*

*(Por fin pude escribir: objetualidad)

3 comentarios:

Rain (v.m.t.) dijo...

Fetiche la imagen femenina en la mente del esteta...

y esas manos en la caja, ¡qué foto!.

el influjo del lujo dijo...

Todo roto en su caja
no se ve si lleva gafas




Objeción
"I saw this picture before"

nublación: ¿before va antes o después de picture?

(estoy buscando
entre tus otros "la cabeza de Julio Ceron*e*)

Nicho dijo...

Sí, dOn Superfán del Lujo, qué atento es usted: un post de 4 de febrero, la cabeza por un lado, etc.