viernes, 22 de junio de 2007

A la busca de un final lírico (36)

Recuerda Dmitri: "El final fue rápido: una corriente de aire entró casualmente por la puerta y por una ventana que había dejado abiertas una criada imprudente que no paraba de estornudar". La temperatura le subió a 39, luego a 40. Se produjo una congestión bronquial masiva, y le extrajeron de los pulmones una gran cantidad de líquido. Los antibióticos y la fisioterapia no pudieron impedir que su estado se deteriorara.

El 30 de junio ingresó en cuidados intensivos. Cuando la congestión bronquial empeoró, la respiración se volvió fatigosa. Habían llamado a otro médico experto, que visitó al paciente por primera vez el 2 de julio. Pero ese día, de espléndido sol, ya era obvio que Nabokov estaba yéndose poco a poco. Vera y Dmitri le hicieron compañía en la habitación, seguros de que estaba conciente, si bien demasiado débil para reaccionar a su presencia. Esa tarde, a las siete menos diez, Nabokov emitió tres veces seguidas un abrupto gemido, sufrió un paro cardíaco y murió.

.........

La tumba de Nabokov es una sencilla y ancha losa de mármol, sin ningún ornato, de color azul marino, con la escueta inscripción: “VLADIMIR NABOKOV ÉCRIVAIN 1899-1977”

........

En diciembre de 1974, casi tres años antes de morir, Nabokov apuntó un primer título provisional para The Original of Laura: Dying is Fun ("Morir es divertido").

........

Dejó escrito en Invitation to a Beheading, 1959 (Invitado a una decapitación, traducción de Lidia de García, 2002)

- Pero aún tenemos que decidir acerca de la condenada última voluntad. Bien, ¿qué ha escogido? ...
-Terminar de escribir algo -dijo en un susurro Cincinnatus en un tono casi de interrogación; pero luego frunció el ceño, forzando el pensamiento, y de repente comprendió que, en realidad, ya estaba todo escrito.

VLADIMIR NABOKOV. LOS AÑOS AMERICANOS” DE BRIAN BOYD.

2 comentarios:

Rain (v.m.t.) dijo...

Ese manuscrito con borrones y el último respiro de Nabokov

trac trac la muerte

decir algo que a nadie la haría gracia llegado el instante de irse para siempre

puede ser divertido escribirlo con un guiño macabro...


Salute Nicho, y abraxo.

anag dijo...

a mi lo que me hace gracia es aquello de>

maripepaaaaa de mi vidaaaaaaaaa

ay felipeeeeeeeeee de mi alma.

la zarzuela¡