martes, 17 de julio de 2007

Ser padre es una aventura fascinante

¿Quién no ha querido tener un padre aventurero:
que sepa sonreir cuando corre feliz?


Sin el régimen de visitas por correr los Sanfermines con su hijo de 10 años Un juez retira el régimen de visitas al padre que participó con su hijo en el encierro del pasado 10 de julio
ELPAIS.com - Madrid - 17/07/2007

Luis Miguel Gómez ha puesto en peligro la vida de su hijo de 10 años. Esta es la conclusión a la que ha llegado un juez de Fuenlabrada después de que la ex mujer de Luis le denunciara al ver en varios medios la foto de su hijo corriendo el cuarto encierro de los Sanfermines. Al parecer, ya lo habían hecho otras veces. La consecuencia: el juez ha retirado cautelarmente el régimen de visitas al padre.

La madre denunció el caso en las dependencias de la Guardia Civil de Arroyomolinos (Madrid), el pasado domingo 11 de julio, al ver la foto de su hijo publicada en varios periódicos. Una semana después, el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Fuenlabrada, Adolfo Carretero, ha firmado una orden de carácter urgente para que la Guardia Civil localice al padre del niño y éste entregue al menor a la madre. Todo con el objetivo de evitar que se "siga poniendo en peligro la vida del pequeño".

El suceso ocurrió el pasado día 10 de julio poco antes de concluir el cuarto encierro de los Sanfermines, cuando padre e hijo, con tan sólo 10 años, corrieron juntos un tramo de la cuesta de Santo Domingo. El Ayuntamiento de Pamplona impuso una multa de 150 euros al padre. Aún así, éste declaró su intención de continuar llevando a su hijo a encierros por toda España.

Fuentes del Ayuntamiento de Pamplona confirmaron entonces que el niño llevaba dos días corriendo en ese tramo y que el día 10, al ver que TVE entrevistaba al menor en el set televisivo que posee en el callejón de la plaza de toros, desplazó hasta él mismo a varios agentes para identificar al padre y sancionarlo.

3 comentarios:

Aura dijo...

En respuesta al título de su post: Yo no puedo esperar...

Chocoadicta dijo...

Ser padre debe ser el oficio más complicado del mundo, pero de ahí a poner en peligro un niño incumpliendo además una normativa... no sé, no sé.

Rain (v.m.t.) dijo...

¿Cómo se sentiría el niño? ¿tendrá un recuerdo adrenalístico?

¿y si el toro le hería?

podría ser que el niño recordara este suceso como algo tremendo. sí.

ese gesto del padre jalando el polo del niño...

un papá que parece un chico, por su actitud, el más pequeño, el menos reflexivo...

y bueno, ese toro se ve bravo.