lunes, 10 de diciembre de 2007

Santa Teresa en San Esteban (Salamanca)

Confesión:

“Procuraba confesar con brevedad, y a mi parecer, hacía de mi parte lo que podía tornar en Gracia. Estaba todo el año en no quitar de raíz las ocasiones, y en los confesores que me ayudaban poco”·(Vi. 5, 3)

Confesores:

“Gran daño hicieron a mi alma confesores poco letrados; siendo virtuosos y de santa costumbres mejor es que no tengan letras; porque ni ellos se fían de sí sin preguntar a quien las tenga buenas, ni yo me fiara. Confesores bien letrados nunca me engañaron” (Vi. 5, 3)

No hay comentarios: