sábado, 14 de junio de 2008

Algunas greguerías después de lo de la jarra

"Lo más maravilloso de la espiga es lo bien hecha que tiene la trenza"

"Lo malo del deseo es que vuelve sin avisar"

"La tienda de pianos tiene algo de funeraria de la música"

"El agua no tiene memoria: por eso es tan limpia"

"Hablando químicamente: somos un precipitado de zapatos viejos"

"Lo peor de los pobres es que no pueden dar dinero"

"En las cajas de lápices guardan sus sueños los niños"

"¿Cómo habría que saludar al sastre cuando nos ha hecho el que creemos nuestro último traje?"

"Lo más terrible de nuestro libro de direcciones es que sacarán de él las señas de nuestros amigos para enviarles nuestra propia esquela de defunción"

Ramón Gómez de la Serna

2 comentarios:

ana dijo...

Dormirse en el diván y marcharse a la cama sin acabar de despertar devuelve a la niñez como ninguna otra cosa,
dijo también
tan bien
¿verdad?
besos.

Mirada dijo...

siempre me ha gustado