sábado, 4 de octubre de 2008

alzhéimer lírico

María del Rosario Cayetana Alfonsa Victoria Eugenia Francisca Fitz-James Stuart y de Silva, la XVIII duquesa de Alba. Según los registros, Cayetana (de Alba) posee más títulos que ningún otro noble. Es cinco veces duquesa, 18 marquesa, 20 condesa, también es condesa-duquesa; a lo que hay que añadir 14 veces grande de España.

La duquesa, hija única de Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó, XVII duque de Alba, y María del Rosario de Silva y Gurtubay, XV duquesa de Aliaga y marquesa de San Vicente del Barco, tuvo una infancia algo triste, como ella ha confesado, ya que su madre murió cuando la niña tenía ocho años. Pero su vida dio un gran giro al marcharse a Londres, donde pasó la Segunda Guerra Mundial. Su padre era allí el embajador de España.

La duquesa de Alba no se rinde en su particular batalla para demostrar a todos, incluidos sus seis hijos, que con su vida va a hacer lo que quiera. Y para demostrarlo, anoche se presentó sin avisar en la iglesia del Cristo de los Gitanos, hermandad sevillana a la que pertenece, acompañada por su novio, Alfonso Díez. De esta manera escenificaba su primera aparición pública tras conocerse hace algo más de un mes que mantienen una relación sentimental.

Cayetana hizo planes de boda con Alfonso a espaldas de sus hijos, y éstos, al enterarse, desplegaron una serie de movimientos para convencer a su madre de que un matrimonio a los 82 años no era la mejor idea. La duquesa cedió inicialmente a las pretensiones de sus hijos. "Se han enfadado mucho conmigo y yo con ellos", dijo. Y añadió: "Pero si son ellos los que más cambian de pareja".

7 comentarios:

Nicho dijo...

La expresión "alzhéimer lírico" pertenece al salmantino crítico de cine Carlos Boyero.

El texto se ha robado de varios artículos publicados en periódico global "El País".

JON MIKEL ALTUNA dijo...

Es, además, una mujer generosa. Que haga lo que le plazca. amén.

Aura dijo...

Y el novio, ¿cómo la llamará?

brujodoncarlos dijo...

La llamará "preciosidad" XD

Neander dijo...

dirán lo que quiera, pero se ha subido otra vez al carro :-)

El pez dijo...

a mí con que me deje su casita en la calle Princesa me vale

Chocoadicta dijo...

Siempre ha hecho lo que le ha parecido mejor sin importarle "el qué dirán", bueno es que siga haciéndolo y no deje de ser ella... :)