jueves, 29 de marzo de 2012

El diario lírico del señor Nichodades

Huelga, huelga, huelga, huelga, huelga, huelga, huelga, huelga, huelga, huelga, huelga señor respetable, huelga aunque te vayas a ir de rositas, huelga que te he visto, huelga, huelga amor mío tan respetable, huelga, huelga, huelga, huelga, se escribe así, huelga, me empieza a parecer corta la palabra huelga, huelga, huelga eléctrica, huelga de los ascensoristas, de los encargados del sonido, huelga, de los que regentan los mataderos, huelga de los putos, huelga, huelga contra los limpios, contra los pulcros, huelga, huelga, más huelga, hagamos una respetable huelga contra los respetables de toda la vida que no tienen ni idea de tocar la guitarra, huelga, huelga, te estoy escuchando a través de las mentiras, no te subas a ese tren, huelga de toda esa mierda, huelga, huelga, huelga, huelga, huelga, huelga se puede escribir también así, uelja, uelja, uelja, uelja, uelja, huelga como se diga uelga, juelga, huelga, contra los que llevan los zapatos marrones y el jerséy verde, contra los que reciben herencias, huelga contra la supresión del impuesto de sucesiones, huelga contra la mierda de élites que tenemos en España, huelga, huelga, juerga contra todos ellos, contra todo ello.

Y aparte, o sea:

"Bartleby es más que un artificio o un ocio de la imaginación onírica; es, fundamentalmente, un libro triste y verdadero que nos muestra esa inutilidad esencial, que es una de las contidianas ironías del universo"
Jorge Luis Borges

A pesar de esto:
“Lo poco espanta, lo mucho amansa”

No hay comentarios: