sábado, 10 de noviembre de 2012

En busca de un fina lírico (236)

El gran Julio Cerón, allá por el 22 de abril de 1985, en el diario ABC, nos dejó este nichodón:
 
"EN LA DESUNIÓN ESTÁ NUESTRA FUERZA
Solitarios de todos los países, huíos."

Julio Cerón
 
Previamente, el 25 de marzo de 1985, en el mismo periódico, se desahogó:
 
 
"LO DIGO COMO LO PIENSO
Lo que vale la pena es una lástima"
 
Y el 22 de enero de 1985, así, sin más:
 
"MADRE AGONÍA
Me gustaría morir muy entero y que mis últimas palabras fueran: cuarzo, feldesfato y mica".

Y diez años antes unas muchachísimas bailaban como los ángeles una canción gloriosa de los acdc:

 

No hay comentarios: